El video de la violenta noche de Charlotte y Alexander Caniggia en un boliche: ¡ella le destrozó el celular a Pablo Layús! - Ciudad Magazine

El video de la violenta noche de Charlotte y Alexander Caniggia en un boliche: ¡ella le destrozó el celular a Pablo Layús!

En Intrusos difundieron las imágenes del descontrol en la disco. Mirá el momento en que Charlotte rompe el teléfono del periodista.

Con el Día de los Enamorados y el festejo del cumpleaños de Charlotte Caniggia, la fórmula para sellar la reconciliación definitiva entre la joven y Loan parecía haber dado sus frutos. Sin embargo, en Intrusos difundieron el video de la violenta madrugada que protagonizaron la mediática y su hermano Alexander, en el amanecer del 16 de febrero, luego de que la hija del exfutbolista celebrara un año más de vida en un boliche de Carlos Paz.

Lo que debía ser una fiesta por los 24 años de la hija de Mariana Nannis y Claudio Paul Caniggia terminó en una fuerte pelea entre su hermano y su actual pareja. Así quedó registrado en las cámaras de seguridad de la disco, a las 5.30 de la mañana.

En las imágenes se lo ve a Loan huyendo por el garage del lugar y segundos más tarde, a la seguridad del lugar intentando frenar a un descontrolado Alexander Caniggia. En ese momento, aparece en escena Charlotte quien, al ver al periodista Pablo Layús filmando todo, corre a sacarle el celular: "¡Basta, Pablo!", se la escuchó gritar con el rostro desencajado. 

Indignado, el cronista se acercó hacia donde se encontraba la actriz -que se subió al auto de su amiga para retirarse- y descargó su enojo por quedarse sin su teléfono móvil: "Te aclaro que te voy a denunciar porque no apareció mi celular. Me robaste el teléfono. Está el policía de testigo", le dijo. Una cámara de seguridad registró el instante en que Charlotte volvía a tomar el celular de Layús del piso y lo rompía. 

Tras el escándalo, Charlotte y Alexander hicieron gestos burlones desde adentro del vehículo... pero antes, chocaron y marcaron a otro auto que estaba estacionado. El último desborde de una noche agitada.