La reacción de Benjamín Vicuña cuando le preguntaron si fue el culpable de su separación de Pampita: "Soy responsable de tomar una decisión dura, pero me hago cargo" - Ciudad Magazine

La reacción de Benjamín Vicuña cuando le preguntaron si fue el culpable de su separación de Pampita: "Soy responsable de tomar una decisión dura, pero me hago cargo"

Invitado a un ciclo de Tv chileno Chile, el actor habló como nunca de la escandalosa ruptura con la madre de sus hijos.  

La separación de Pampita y Benjamín Vicuña será recordada como una de las más escandalosas en los anales de la farándula: la modelo y el actor pusieron fin a su historia de amor de diez años en medio de fuertes acusaciones de infidelidad de él con la China Suárez, con quien hoy espera un hijo.

Entrevistada por Diana Bolocco en su ciclo de Canal 13 de Chile, Benjamín aseguró que la ruptura fue “algo súper tergiversado y se manipuló, se expuso".

“Opté por el silencio y el respeto. No quise hacer de esto una carnicería”, dijo Vicuña sobre su postura en medio de la gran exposición que vivó. Sin embargo, Diana fue a fondo y le realizó una serie de preguntas al hueso sobre todos los rumores que rodearon el fin de la relación.

"Me sentí expuesto en una situación límite y nunca me hubiese gustado estar en ese lugar, que se dieran las cosas como se dieron. Si yo pudiera escribir la historia, lo haría de otra manera".

- Pero en este caso, vos quedaste como el villano. Quedaste mediáticamente como el responsable. ¿Eres el responsable de tu ruptura con Pampita?

- A ver… Yo soy responsable de tomar una decisión dura, pero me hago cargo y soy responsable de esa decisión. Pero tiene que ver con una intimidad, que por supuesto no voy a ventilar ni aclarar, de meses y años. Me guardo por supuesto lo que tiene que ver con el mundo privado de una pareja. Claramente, me incomoda hablar de estos temas y tampoco creo que sea lindo. Te puedo hablar del futuro…

- Pero sí me podés hablar de tus sensaciones, de un ser humano que tuvo una historia de amor hermosa que llegó a su fin. Se te apunta con el dedo. Se habló de infidelidad, se dijeron muchas cosas.

- Bueno, ¿qué te voy a decir? No es nada más y nada menos que la vida, con sus cosas y sus vueltas. A veces nos cuesta poco crucificar a la gente. Yo asumo mi vida, mis miserias, mi inmadurez… pero nunca actué de mala fe. Soy una persona que lo único que busca es la paz y el amor. Me considero una buena persona.

"Esto no es una competencia, no es un juego de roles: el villano, la víctima, el victimario. Esto es más fino y delicado, es la vida. Si tengo que aclarar algo, lo aclararé con la persona que lo tengo que aclarar".

- ¿Te sentiste muy crucificado?

- Sí… me sentí expuesto en una situación límite y nunca me hubiese gustado estar en ese lugar, que se dieran las cosas como se dieron. Si yo pudiera escribir la historia, lo haría de otra manera. Pero, lamentablemente, fue así.

- ¿Hay algún mea culpa o algo que te hubiera gustado hacer distinto en este proceso tan doloroso?

- Los tiempos de las personas van mucho más lentos que la inmediatez de la televisión. El tiempo va ubicando las cosas. Esto no es una competencia, no es un juego de roles: el villano, la víctima, el victimario. Esto es más fino y delicado, es la vida. Si tengo que aclarar algo, lo aclararé con la persona que lo tengo que aclarar. No voy a mandar recados por televisión, que me parece súper triste y patético.  

Ver comentarios