El médico de Luciana Salazar reveló por qué será mamá a través del alquiler de vientre: "Ella tiene trombofilia, por eso la subrogación" - Ciudad Magazine

El médico de Luciana Salazar reveló por qué será mamá a través del alquiler de vientre: "Ella tiene trombofilia, por eso la subrogación"

Fernando Akerman dialogó con LAM de la técnica a la que acudió la modelo para ser madre y dio detalles clínicos de su paciente.

A pocos días de confirmar su separación de Martín Redrado (55), pero sin dar a conocer los motivos, Luciana Salazar (36) anunció en las redes sociales que será mamá a través de un alquiler de vientre. 

"Hoy se cumplen casi 18 semanas de aquel día que Dios me daba la posibilidad de cumplir el sueño de mi vida. ¡Estoy tan feliz, agradecida y emocionada!", escribió la modelo junto a una ecografía de su beba, que nacerá en diciembre. 

Con la feliz noticia en los medios, Fernando Akerman, médico personal de Salazar especialista en infertilidad, habló en Los Ángeles de la Mañana del procedimiento que llevaron a cabo para llegar a este deseado resultado.

"Luciana tiene una indicación para hacer una subrogación porque ella tiene trombofilia, que es cuando la sangre está muy espesa y hace que un embarazo a término sea poco probable y de alto riesgo. Por este motivo se hizo la subrogación", comenzó a explicar el profesional que atendió a la actriz. 

"Luciana tiene una indicación para hacer una subrogación porque ella tiene trombofilia, que es cuando la sangre está muy espesa y hace que un embarazo a término sea poco probable y de alto riesgo".

"Ella hizo un tratamiento en el que se le extrajeron óvulos. Parte de esos óvulos se congelaron para usar en el futuro y otra parte de esos óvulos se fertilizaron con esperma. Luego fueron congelados hasta que se tomó la decisión de transferir un embrión en el útero de una mamá subrogante", desarrolló meticulosamente. Y agregó: "El esperma se elige en un banco de esperma de acuerdo a características personales del donante: altura, peso, color de piel, ojos. Historia previa. La ausencia de enfermedades infecciosas y genéticas... Y cuando se llega a la muestra que la paciente considera ideal, se usa". 

Atenta a la explicación de Akerman, Analía Franchín tomó la palabra para hacerle una delicada pregunta: "A Luciana siempre la rondó la idea de una supuesta anorexia, por eso la fragilidad de su cuerpo para llevar adelante un embarazo. Yo quiero saber por qué teniendo trombofilia, en vez de hacer un tratamiento para llevar adelante un embarazo, prefirió alquilar un vientre". Y el médico, sin revelar detalles íntimos de su paciente, respondió: "Nadie está hablando de que ella se negó a llevar adelante un embarazo. Pero eso forma parte de la historia personal de ella... Yo nunca dije si ella estuvo o no embarazada previamente, si perdió un embarazo, o si recibió un tratamiento. No es que la trombofilia se cura o se puede controlar siempre durante el embarazo y que todas las pacientes van a llegar a un embarazo a término. Hay que analizar el grado de trombofilia que la paciente tenga", aseguró Fernando.

"Nadie está hablando de que ella se negó a llevar adelante un embarazo. Nunca dije si ella estuvo o no embarazada, si perdió un embarazo, o si recibió un tratamiento. No es que la trombofilia se cura o se puede controlar siempre".

Con la dulce espera avanzada, el profesional contó que Luciana está permanentemente en contacto con la mujer que lleva a su hija en el vientre y que tiene deseos de no perder el vínculo una vez nacida la pequeña. "Luciana tiene contacto con la mujer que lleva a su hija en el vientre (Leah Martínez, de 38 años, radicada en Miami). Hablan por WhatsApp, tienen una relación. Según lo que conversamos con Luciana, quiere mantener la relación para que cuando la nena crezca se le explique cómo llegó al mundo, entienda lo que es un vientre de alquiler y pueda agradecerle a esa persona que esté en este mundo", reveló, para luego dejar en claro que en Miami la ley permite que una mujer elija el sexo de su bebé en camino, como lo hizo Salazar.  

"El tratamiento lo hicimos en nuestro centro de Miami, pero la madre subrogada vive en La Florida… La legislación acá permite que se pueda elegir el sexo del bebé. Luciana siempre anhelaba que su primer descendiente fuera una niña", finalizó Fernando Akerman, aportando datos médicos y clínicos de Luciana Salazar, la futura mamá de Matilda.

Ver comentarios